Nuestros Cuencos Full Moon son forjados en noches de luna llena por los artesanos más veteranos y expertos de Kathmandu, poseen un fino y hermoso grabado en bajo relieve con el símbolo de la buena suerte de la cultura Budista Tibetana, junto con famoso y sagrado mantra Om Mani Padme Hum.

El sonido y resonancia de estos cuencos no tiene comparación, es realmente impresionante la armonía que transmiten al sonar. Esto se debe principalmente a la cantidad de horas invertidas en su fabricación y a su aleación de 7 metales rica en plata y estaño.

Tener un Cuenco Full Moon es uno de los máximos lujos en el mundo de los cuencos tibetanos, tanto por su exquisito sonido como por su bella y elegante apariencia. 

🧡 ¡SUSCRÍBETE! 🧡