Tingshas Tibetanas - 8 Símbolos

Incluyen: Bolsito de seda para transportarlas

Diámetro: 7,5 cm

Material: Bronce acústico

Marca el inicio y término de tus terapias con el envolvente sonido de nuestras Tingshas tibetanas, su penetrante sonido nos ayuda a concentrarnos focalizando nuestra atención en la zona del entrecejo, permitiendo así alcanzar un estado meditativo más fácilmente.

Escucha el sonido de este cuenco aquí:
$ 20.000
-20%
$ 25.000
Nuevo
5 items
Descripción
Descripción

Las Tingshas tienen su origen en el Bön, una antigua tradición chamánica tibetana que precedió e influenció al budismo. Su propósito es convocar; llamar a la conciencia para recordar quiénes somos y reconocer nuestros objetivos más altos. Utilízalas para dar inicio y fin a tus terapias.

El nombre original de estos 8 signos es Aṣṭamaṃgala. Estas ofrendas generalmente se llevan a los templos budistas, y pueden estar hechas de cualquier material (a excepción del hierro).

El jarrón precioso

Representa el cuello de Buda, que a su vez simboliza las enseñanzas del Dharma (Buda trasmitía su palabra hablando). Representa también la abundancia espiritual de Buda, un tesoro inmenso para dar a la humanidad.

La sombrilla preciosa

Es la coronilla de Buda, la parte de arriba de su cabeza, como si fuera un paraguas que lo protege de la lluvia o el sol (los maestros budistas se colocan estas sombrillas cuando dictan sus enseñanzas). La persona que está debajo de una sombrilla representa el centro del universo.

Los peces dorados

Estos dos peces representan los ojos de Buda, y los ojos representan su sabiduría, su capacidad de ver con compasión. Representan alegría, como la libertad de sentirse en el agua. Buda también es conocido como el pescador que salva a los mortales del océano del sufrimiento.

El loto

Es el símbolo más popular del budismo (ya hemos visto algo de esta flor). Representa al mismo Buda (o es metáfora de su lengua), y es todo un símbolo que merece leerse (haz click aquí para ver su significado).

El caracol de concha blanca

Este es un símbolo de poder, autoridad y soberanía, el caracol de concha blanca representa las tres líneas del cuello del Buda. La tradición era hacer sonar un caracol (soplándolo) cuando se iniciaba una guerra, ya que su potente sonido alertaba a todo el poblado. Estos caracoles se ofrendan para desear que el sonido de Dharma pueda oírse a largas distancias (analogía de que la palabra de Buda se expande a lo lejos). Además la tradición marcaba que este sonido espantaba a los malos espíritus, las criaturas venenosas y advertir sobre desastres naturales.

El Nudo Magnífico o Nudo sin fin

Este es el corazón de Buda, un nudo “sin fin” que no tiene comienzo ni final, simbolizando lo eterno, el conocimiento permanente de Buda. El nudo representa la sabiduría, la eterna relación causal entre dar y recibir.

El Estandarte de la Victoria

Este estandarte representa la iluminación de Buda, su punto álgido, por eso es que simboliza a toda su escencia, representando su triunfo. Es el triunfo del conocimiento por encima de la ignorancia.

La Rueda del Dharma

Representa las palmas de las manos de Buda. Esta rueda consiste en tres partes principales: El centro, el perímetro, y los ocho radios. El centro de la rueda es el eje del mundo, el borde de la rueda es el límite de la persona, y los 8 rayos son los caminos que lo harán alcanzar ese punto de realización. Los 8 rayos de la rueda significan el camino óctuple del budismo para la iluminación: visión correcta, contemplación correcta, habla correcta, conducta correcta, forma de vida correcta, esfuerzo correcto, pensamiento correcto y concentración correcta.

En ocasiones se la asocia con venados ya que cuando buda puso en marcha la rueda del dharma en primer anuncio de la doctrina budista se encontraba en el valle de los venados. Asimismo se le identifica con las palmas de buda ya que con ellas puso en marcha la rueda del dharma.