Wind Gong 40 cm

Diámetro: 40 cm

Código: F - 0051

Incluye maza de golpe y cuerda para sujetar

Los Wind Gong o Feng Gong, emiten un profundo sonido explosivo con una enorme cantidad de armónicos sonando al unísono. Utiliza los Wind Gong para complementar tus terapias, aportando relajación y expansión gracias a su envolvente vibración. Fabricados artesanalmente en China con una aleación de bronce de alta pureza.
Escucha el sonido de este cuenco aquí:
$ 160.000
F - 0051
Nuevo
1 item
Descripción
Descripción

El Gong es un instrumento milenario de transformación, hoy en día utilizado en diversos ámbitos de la vida humana, sin embargo el uso principal se encuentra dentro del campo de la sono-terapia y la meditación, por el profundo efecto que produce sobre el cuerpo y la mente.

Cuando se le preguntó a Yogi Bhajan (Maestro que trajo las enseñanazas de Kundalini Yoga a Occidente) acerca del Gong, él respondió: “El Gong es muy simple. Es un sistema ínter vibratorio. El sonido de la creatividad misma. Aquel que toca el gong, toca el Universo. El Gong no es algo ordinario que tocar. De él vino toda la música, todos los sonidos, todas las palabras. El sonido del Gong es el núcleo de la Palabra. El Gong no es un instrumento musical ni un tambor. El Gong es una hermosa vibración reforzada (…)”.

En una meditación con Gong, la persona adopta un estado meditativo mediante el poder súper conductor de las vibraciones sonoras. Este estado meditativo de conciencia elevada puede ser experimentado por cualquier persona, de cualquier edad y condición física y psíquica, sin importar su trabajo previo en meditación.

Por otro lado el Gong es una poderosa herramienta de apoyo para todo trabajo energético, como por ejemplo el Yoga o el Reiki, acelerando y potenciando sus beneficios en enorme medida.

 

El Baño de Gong

 

Esta terapia de sonido se realiza de forma individual o en forma grupal. Las personas que participan se recuestan sobre sus espaldas, adoptando una postura receptiva. Luego de una breve relajación, el sonido comienza. El gong es el instrumento principal durante una sesión, por momentos es acompañado por otros sonidos o bien por la voz. La duración de un baño de Gong es de aproximadamente 45 minutos. Cada persona vivencia su propia experiencia, la cual es única e irrepetible. El baño de Gong concluye con un espacio en el cual se comparten las experiencias, permitiendo integrar lo vivido dentro de un marco terapéutico.

El poder de la sesión terapéutica de gong o Baño de Gong, reside en su resonancia holística. Las vibraciones sonoras afectan a todos nuestros cuerpos. El Gong a diferencia de otros instrumentos produce tonos vivientes, no solo se escuchan con los oídos si no que principalmente son “escuchados” por todo el cuerpo. La memoria celular permite que cada célula recuerde su resonancia natural al sentirse reflejada en el sonido del Gong.

Durante el baño de Gong, las vibraciones sonoras van formando en el espacio, un campo envolvente de sonido, lleno de vibraciones profundas y poderosos armónicos que afectan directamente al cuerpo físico, el emocional y la propia mente.

Este Campo de Sonido envolvente, lleno de resonancia, posee un poder sanador. La energía cósmica que expande el Gong cubre absolutamente todo el cuerpo y penetra en cada molécula (órganos, nervios, articulaciones, cerebro…)

En resonancia completa con este campo, la auto-sanacion y el auto-rejuvenecimiento celular, ocurren naturalmente.

 

Que ocurre durante y luego de la sesión.

 

El Gong puede crear una sensación de desmaterialización, de levitación, sensibilización del cuerpo físico, aumento de la fuerza vital, sensaciones de atemporalidad y paz interior.

Se llega a un momento de éxtasis, de gong Samadhi, en el cual uno se funde con el Todo. En esa dimensión interior, el tiempo y el espacio desaparecen. Todo se integra. Se experimenta la naturaleza infinita ya que el ego se desmaterializa, allí el corazón se abre, el cuerpo se limpia, no hay proceso de envejecimiento, no hay karma, los pensamientos condicionantes se liberan, nos encontramos con nuestra esencia, con nosotros mismos. Es un momento de salud perfecta. La inteligencia innata natural, es la que sana al cuerpo.

Luego, el cuerpo esta relajado, la mente está clara y transparente, sin condicionamientos que confunden y el Ser humano está conectado con su Ser. Se comienza a ver la vida desde otro punto de vista, la solución creativa de los supuestos problemas se ve claramente. Se abren un montón de posibilidades, la creatividad misma esta presente. Es cuando uno siente en casa y se dice a sí mismo “Ahora entiendo!”. La transformación ocurrió. La felicidad y la paz han llegado!

 

El gong, La Mente.

 

Se considera al Gong como el perfecto Om, el sonido creador. Todos los sonidos del Universo están dentro de las vibraciones del Gong. El gong afecta directamente a la mente y a las emociones. Ninguna mente puede resistirse a este sonido. Es tan poderoso que cualquier mente cede, los pensamientos sustentadores de emociones, que desestabilizan el normal funcionamiento psíquico y la aparente estabilidad mental, como los miedos por ejemplo, cesan.

Luego de la meditación con Gong, la persona se encuentra en un estado neutral, la mente refleja la singularidad y los deseos de su alma.

 

El cuerpo Y La salud

 

El sonido del Gong produce una profunda relajación, reduce el stress, las tensiones y enfermedades, equilibra el sistema nervioso y glandular para su mejor funcionamiento, estimula la circulación, libera los pensamientos que la menta descarga, desarrolla la parte frontal del cerebro, impacta los meridianos, el ADN y la estructura celular.

Las sesiones de Gong son recomendadas para todas las personas, sin importar su condición. El Gong no tiene contraindicaciones. Por el contrario sus resultados son muy satisfactorios para cualquier tipo de condición. Siempre y cuando la persona quiera recibir este masaje sonoro al cuerpo y al alma. Todo es vibración. Todos somos vibración. Todos nos beneficiamos con las vibraciones del Gong.

 

La experiencia de un baño Gong es personal. No podemos atribuirle poderes o resultados en todas las personas por igual ni decir que el Gong sana. Pero si podemos decir que muchas veces la sanación ocurre. Algunas personas podrán sentir muchas cosas en la sesión, otras no tanto, eso es parte de la experiencia. Más allá de nuestra experiencia conciente, la vibración llega. El tema es mantenerse concientes luego de la sesión, en nuestra vida cotidiana. No hay nadie ni nada externo a nosotros mismos que tenga la solución a nuestras cuestiones. Nuestro propio Ser esta siempre presente para conectarse con nosotros. Al producirse esa conexión, el Universo nos empieza a sorprender. Viendo todo tal cual es, perfecto. El Gong es instrumento que puede llevarnos hacia ese encuentro con nuestra verdadera esencia. En definitiva nosotros somos otro Gong.