🧡 ¡SUSCRÍBETE! 🧡

Rebajado

T-26

Cuenco Tibetano Thadobati Antiguo (Mi - 16 cm)

Los Cuencos Thadobati Antiguos son uno de los cuencos más conocidos y fabricados por los tibetanos, se caracterizan por tener paredes rectas y una base amplia, lo que los hace ideales para colocarlos sobre el cuerpo. 

Estos cuencos son muy fáciles de hacer cantar y tienen sus armónicos al percutir con la baqueta, sin duda son unas verdaderas joyas para los amantes de los cuencos. Fueron rescatados de casas y templos en Nepal, y tienen una data aproximada de entre 50 a 200 años.

El uso de un Cuenco Tibetano es muy variado, puedes utilizarlo para tus meditaciones, clases de Yoga, terapias holísticas de cualquier tipo, sesiones psicológicas o simplemente para disfrutar de un momento de relajación con tu pareja o hijos antes de dormir.

Si quieres tener un cuerpo sano, emociones reguladas y una mente en calma, comienza desde adentro hacia afuera.

Frotación: Con la gamuza y madera de la baqueta

Peso:0,790 kg

Nota:Mi (Tercer Chakra - Fuerza de Voluntad) 

Diámetro: 16 cm

Incluye: Pañuelo protector, baqueta de frotación, cojín y hermoso packaging expansivo.

Materialidad:  Fabricados de forma artesanal a martillazos, temple y pulido con aleación original de 7 Metales. 

El color del cojín puede variar entre rojo, morado, verde, azul, celeste.

Nuestros Cuencos Thadobati Antiguos fueron fabricados de forma artesanal en Kathmandu, Nepal, por maestros artesanos que han recibido el conocimiento ancestral de la creación de un cuenco de generación tras generación. Su elaboración combina la destreza del artesano, la correcta proporción de los metales y profundos estados meditativos necesarios para darle la forma y grosor perfecto a cada cuenco.

El sonido de todos nuestros cuencos tiene una gran riqueza de armónicos y una vibración que permanece por largos periodos de tiempo, en cuencos pequeños encontrarás tonos más agudos que traen nuestra atención al presente y a medida que el cuenco va creciendo en diámetro, el tono es más grave invitándonos a entrar en un estado de meditación más profunda.

Tocar tu cuenco es muy intuitivo ¡todos lo pueden hacer!, sólo se requiere algo de práctica y paciencia. Para sentir sus efectos basta con golpearlo sutilmente con la baqueta de frotación y dejar que resuene por el tiempo que estimes conveniente, en ese lapsus de tiempo puedes acercarlo a tu cabeza o chakra que quieras nivelar. Los cuencos también se pueden hacer "cantar" o "batir". Si comienza a sonar un sonido muy agudo debes quitar un poco de presión y poner la baqueta más horizontal, de modo que ésta roce en la "guatita" del cuenco y no tanto en el borde.

Si quieres aprender mejor cómo utilizar tu cuenco ingresa aquí para ver nuestros videos tutoriales.

A continuación te invitamos a ver un video de cómo se fabrican nuestros cuencos en el mágico valle de Kathmandú:

🧡 ¡SUSCRÍBETE! 🧡