🧡 ¡SUSCRÍBETE! 🧡

CORAZÓN DEL TIBET🔱🧡 -ENCIENDE TU FUEGO INTERIOR... ¡ÍÚLTIMOS 3 DÍAS!

0

Tu carrito está vacío

Rebajado

BI-9

Set Binaural - Tibetano Clásico (14 cm - Fa#, 13,5 cm - Fa#)

Notas Fundamentales:  Fa# y Fa#

Diámetros: 14 y 13,5 cm 

Incluye: Pañuelo protector, baqueta de frotación y cojines, en un hermoso empaque expansivo.

Materialidad:  Fabricados de forma artesanal a martillazos, temple y pulido con aleación original de 7 Metales. 

El color del cojín puede variar entre rojo, morado, verde, azul, celeste.

--

La técnica de escucha binaural, la cual consiste en emitir dos frecuencias que tengan un diferencial de 3 a 10 hz máximo, de esta manera se estimula cada oído con una frecuencia levemente diferente la una de la otra. Al escuchar por cada uno de los oídos estos dos sonidos, el cerebro las une para crear una tercera frecuencia (que será la que el subconsciente percibe) igual a la diferencia entre las dos frecuencias iniciales.

Con los Cuencos Tibetanos podemos lograr esto y gracias a su gran poder de vibración, obtenemos un sonido análogo, rico en armónicos y de naturaleza binaural.

Nuestro cerebro funciona por impulsos eléctricos, que habitualmente y como regla general, varían en un rango de 4 frecuencias diferentes: BetaAlphaTheta y Delta. Nuestras neuronas son las que generan estos impulsos eléctricos, que dependiendo de la frecuencia con que generen estos impulsos, nuestro estado cerebral y/o mental será uno u otro.

Con la escucha binaural, cambiamos la frecuencia de nuestras ondas, pasando de estados Beta a estados Alfa, Theta y Delta, de una forma muy eficaz y en poco tiempo. De esta manera, pasamos de estados de vigilia y alta actividad cerebral, a estados meditativos y de poca actividad cerebral. Aprende más sobre las ondas cerebrales aquí:

Los Cuencos Tibetanos son una poderosa herramienta de sanación que actúa a través de la vibración y el sonido, trabajando en las distintas dimensiones que componen el ser; físico, energético, emocional, mental y espiritual.

Nuestros cuencos son fabricados artesanalmente Kathmandú, Nepal, por maestros artesanos que han recibido el conocimiento generación tras generación, por milenios. 

Su místico y dulce sonido llevará tu atención hacia el presente, conectando con el silencio de tu presencia, mientras que su vibración rica en armónicos te regresará a tu frecuencia natural. Descubre sus beneficios aquí: 

El uso de los Cuencos Tibetanos es muy variado, puedes utilizarlo para tus Sonoterapias, para tus meditaciones o relajaciones al comenzar y terminar el día, para todo tipo de terapias, con los niños, clases de yoga y consultas psicológicas.

Tocarlo es muy intuitivo, puedes darle golpes por sus paredes para obtener toda la gama de armónicos del cuenco, o bien puedes frotarlo con la baqueta de fricción, y así obtener un sonido más profundo y continuo.

Si quieres verdaderos cambios en tu vida, comienza desde adentro hacia afuera.

HISTORIA:

Un Cuenco Tibetano o también conocido como Cuenco Martillado es un instrumento de sanación de más de 5.000 años de antigüedad que tiene origen en el Tibet, estos se crearon por una de las culturas chamánicas más antiguas de nuestro planeta, los Bön Po. El conocimiento ancestral que dio vida a los cuencos es incierto, pero se cree que fue adquirido por esta cultura chamánica por medio de sus canalizaciones y rituales, otros creen que se trata de tecnología proveniente de otro sistema estelar. Lo que sí está claro, es que la verdadera historia de los cuencos y las intenciones de sus primeros creadores, están perdidas en el tiempo.

La fabricación de un cuenco es un elaborado proceso que combina la destreza del artesano, meditación y ciencia milenaria. En una primera fase, se funden a más de 1000 grados Celsius, la aleación de 7 metales que componen los cuencos, que son: Cobre, Estaño, Zinc, Hierro, Plomo, Oro y Plata, la proporción de esta aleación es 97% bronce (cobre con estaño) y el 3% restante con los otros metales antes mencionados. Luego, se vierte el metal fundido en distintos moldes para dejar enfriar, más tarde esta mezcla de metales tomará la forma de un disco de hockey y estará listo para pasar al proceso artesanal de forjado y martillado. En la fase de forjado y martillado, 5 artesanos liderados por un artesano experto, darán entre 500 hasta 7.000 martillazos según el tamaño del cuenco que se desee fabricar.

Cada 30 martillazos aproximadamente, se colocan nuevamente en el fuego hasta que llegue al rojo vivo. Una vez que ya se ha martillado lo suficiente y el cuenco ya comienza a tomar forma, queda en manos del artesano con más experiencia, este se preocupará de darle al cuenco el grosor y la forma deseada. La creación de un buen cuenco tibetano es el resultado de un trabajo consiente y meditativo del artesano que lo está fabricando. En su tarea, este deberá darles la forma, grosor y ángulo correcto a las paredes del cuenco tibetano, cada martillazo influirá en el resultado final. Para finalizar, los cuencos son pulidos manualmente para remover la capa carbonizada y dejar al descubierto el característico color dorado/plateado de los cuencos tibetanos.

A continuación te invitamos a ver un video de cómo se fabrican nuestros cuencos en el mágico valle de Kathmandú:


🧡 ¡SUSCRÍBETE! 🧡